Impermeabilización de tejados en Barcelona y alrededores

Reparación y mantenimiento de tejados de teja

Reparación de tejado de tejas

A pesar de su antigüedad el tejado de teja sigue siendo el sistema más habitual de cubierta en una gran cantidad de construcciones en España. Desde pequeñas viviendas hasta grandes bloques de apartamentos, la teja de cerámica es una solución segura y duradera.

No obstante, como todos los elementos arquitectónicos expuestos a la intemperie, requiere un mantenimiento periódico para evitar un desgaste prematuro.

Problemas de los tejados de teja

Los problemas más habituales con los tejados de teja son los derivados del hecho que las tejas son piezas pequeñas y móviles, lo que las hace especialmente vulnerable a inclemencias meterológicas.

Desplazamiento de las tejas

Aunque nos pueda parecer que las tejas son suficientemente pesadas como para permanecer donde fueron colocadas originalmente, la realidad es que las rachas de viento, el peso de la nieve o el propio asentamiento de la pieza por la misma gravedad provocan su desplazamiento.

La principal consecuencia de un desplazamiento de tejas es la exposición a la intemperie de la capa inferior de la cubierta, lo cual puede provocar filtraciones a corto plazo si no se hace un mantenimiento periódico.

Rotura de tejas

La arcilla es un material con alta capacidad para absorber la humedad. Por esta razón las tejas son propensas a partirse durante los ciclos de heladas/deshielo. Los contrastes térmicos también producen un desgaste de la teja que la va debilitando.

Aunque la mayoria de tejas pueden resistir más de cien años sin mostrar signos de debilidad, siempre hay algunas que se rompen al cabo de poco tiempo por deficiencias en su estructura y composición. Esta es la razón por la que las tejas viejas son más apreciadas que las nuevas porque con el tiempo los poros naturales de la cerámica se han colmatado, es decir, se han rellenado de sedimentos transportados por el agua de lluvia a lo largo del tejado, y esto las hace más impermeables. Además, la teja vieja ha sufrido muchos ciclos de frio/calor y la que no se ha roto tiene muchas menos posibilidades de hacerlo en el futuro.

Bloqueo de los canalones

Es importante hacer un mantenimiento periódico de los tejados de tejas. Normalmente bastará con una inspección ocular periódica para asegurarse que no hay elementos que bloqueen el correcto desagüe del tejado, como pueden ser hojas, musgo, líquenes, vegetales o cualquier cuerpo extraño. La aparición de plantas también puede ser un problema a largo plazo ya que las raíces buscaran un paso a las capas inferiores del tejado, lo que puede provocar filtraciones prematuras.

Soluciones para los tejados de teja

Sustitución de teja

En caso de tejas movidas bastará con volver a colocar las tejas en su sitio de forma que no queden agujeros entre ellas. Si están rotas habrá que sustituirlas por nuevas.

Es importante ir con cuidado a la hora de desplazarnos por el tejado ya que si descargamos todo nuestro peso sobre una teja la podemos romper y empeorar la situación.  Desplazarse por un tejado es una actividad peligrosa por lo que hay que ir debidamente asegurado con cuerdas.

Fijación de las tejas

La fijación total de las tejas, por ejemplo con mortero, es posible aunque hay que hacerlo con precaución ya que justamente la gran ventaja del tejado de teja es que las piezas dilatan libremente. En el caso del mortero se empleará el mínimo necesario para la fijación de la pieza cerámica y de forma que siempre permita la correcta ventilación y dilatación de todas las piezas del tejado. Se recomienda el uso de morteros hidrófugos con una dosificación 1:2:10, es decir, por cada m3 de arena seca se utiliza 200 kg de cal hidráulica y 100 kg de cemento.

Otra posibilidad es la fijación con adhesivo especial para tejas, que se realiza con espuma de poliuretano monocomponente o bien con masilla neutra. Las principales ventajas son un menor peso en comparación con el mortero y una buena tolerancia a la dilatación / contracción de las tejas. Este sistema es rápido y económico.

Sobre rastreles

El método óptimo de colocación es el de clavar las tejas sobre rastreles. Este sistema es obligatorio en tejados de pendiente pronunciada. Permite fijar la teja totalmente pero dando las suficiente movilidad que precisa para dilatar o contraer.

Hay varios tipos de rastreles:

  • Rastreles de madera: normalmente de pino con envejecimiento de 6 meses, humedad inferior al 8% y tratado contra hongos e insectos. No presentará alabeos ni nudos. La norma UNE - 136020 dice que para maderas de pino, la sección rectangular del listón ha de ser de 35 x 45 mm. con una tolerancia de +/- 5 mm. En dicha norma también se indica como ha de realizarse la fijación de los rastreles de madera al tablero soporte de hormigón, bien mediante clavado o recibido con mortero.
  • Rastreles metálicos: Será galvanizado y normalmente aligerado de perfil omega. Deberán cumplir con la resistencia mínima que garantice la estabilidad de la cubierta.
  • Rastreles de mortero: Realizado "in situ" con mortero M-40 o mortero de cemento.

Los problemas derivados del desplazamiento o rotura de tejas son más graves si no existe una capa impermeabilizante debajo. Por este motivo normalmente recomendamos retirar todas las tejas, instalar un aislante térmico o impermeabilizante y finalmente colocar de nuevo las tejas como hemos descrito anteriormente.

Reparación de canalones

Los canalones son los puntos más críticos de los tejados. Debido a la inclinación de la mayoría de tejados las goteras acostumbran a aparecer cerca de los canalones incluso aunque la perforación en la capa de impermeabilización esté en un punto distinto. Esto es porque el agua se desplaza por acción de la gravedad a los puntos más bajos. 

Esta es la razón por la que algunos profesionales con poca experiencia, ante esta situación se limitan a pintar el bajante con una pintura impermeabilizante. Lo que ocurre es que las goteras persisten, por lo que viene el mismo u otro profesional y volverá a pintar el canalón. Así, las sucesivas capas de pintura van llenando el canalón, que termina con un auténtico muro de pintura a cada lado mientras que la filtración, en otro lugar del tejado, sigue sin solucionarse. En estos casos no nos queda más remedio que sanear todo el canalón y hacer una impermeabilización completa de la cubierta.

Impermeabilizamos tu tejado de por vida

No importa cómo de persistentes sean tus humedades. Nosotros te garantizamos una solución para siempre. Quatre Gotes, S.L es un negocio familiar especializado en la impermeabilización de edificios y naves industriales con más de 50 años de experiencia. Durante este tiempo hemos impermeabilizado cientos de edificios en toda Cataluña.

Si quieres impermeabilizar tu tejado con los mejores materiales y la máxima comodidad no dudes en contactar con nosotros. Te hacemos un presupuesto en menos de 48 horas.

Teléfono: 607 441 595   E-mail: david@quatregotes.es

Pídenos un presupuesto ahora